ETERNO RESPLANDOR DE UNA MENTE SIN RECUERDOS (Reseña)

Publicado: 1 marzo, 2010 en CINE!!!
 
Pocas películas que he visto en toda mi vida han logrado cambiarme, o por lo menos han logrado que perciba la realidad de otra forma.
 
ETERNO RESPLANDOR DE UNA MENTE SIN RECUERDOS ("Eternal sunshine of the spotless mind", 2004), dirigida por el francés Michel Gondry, es una de ellas. La volví a disfrutar apenas el fin de semana pasado (tuve la suerte de verla el día de su estreno en cartelera hace ya casi seis años) y la tentación de escribir algo sobre ella fue demasiada.
 
Si bien es cierto que nunca he sido un fanático de las historias románticas por múltiples motivos, entre los que se encuentran los clichés extremos a los que se incide al relatar algo en este gastado género, la cinta de la cual pretendo hablar a continuación es absolutamente todo lo opuesto a una colección de clichés. De hecho se trata de un derroche de originalidad como pocas veces se logra percibir en el celuloide, especialmente hablando del cine estadounidense. Incluso podría decirse que no es una película romántica en toda la extensión de la palabra, yo me atrevería a catalogarla dentro del cine de  "fantasía" o de "ciencia ficción".
 
Comenzaré con la trama, la cual no relataré de la forma en la que está contada en la cinta, precisamente para no arruinar la experiencia:  Un hombre llamado Joel, que en apariencia es completamente ordinario (Interpretado por un magnífico Jim Carrey), conoce a una chica alocada llamada Clementine (la genial Kate Winslet) durante un viaje a Montauk y terminan forjando una relación amorosa. Aunque la historia no sigue un camino especialmente fijo como estamos acostumbrados, por los cortes de edición que se nos presentan sabemos que en un punto de la historia Joel ha quedado con el corazón destrozado debido a que Clementine ha decidido abandonarle.  Es aquí donde la trama se complica y se vuelve inesperada: él intenta "reconquistarla" precisamente alrededor del 14 de Febrero, pero descubre que ella lo ignora completamente, tratándolo como a un completo extraño, es más, ya tiene un nuevo y joven novio (Elijah Wood).
 
Al relatar esto a sus amigos, Joel descubre que Clementine fue sometida por voluntad propia a un tratamiento clínico para borrar todos los recuerdos que lo unían a él. Precisamente por eso  ella lo desconocía cuando él la abordaba. Ni tardo ni perezoso y a fin de evitar seguir sufriendo, Joel decide pagar por el mismo servicio con la compañía "Lacuna".  Al iniciar el tratamiento, somos testigos de cómo las memorias de Joel al lado de Clementine comienzan a ser borradas,  pues la pantalla literalmente se convierte en una proyección del cerebro de Joel, dando lugar a una serie de escenas hilarantes, nostálgicas y hasta crueles, pues el subconsciente del protagonista descubre durante el proceso de borrado que, a pesar de haber sufrido con Clementine, las memorias que tiene junto a ella son parte de los momentos que más atesora en su vida e intenta a como dé lugar detener la operación, aunque es casi imposible, pues él se encuentra insconsciente. Es en esta serie de viñetas retorcidas cuando uno se logra identificar con los protagonistas, ya que se describen memorias que todos hemos compartido alguna vez con esa persona especial que también nos hizo daño y lo más impactante es ver como poco a poco, dichos recuerdos comienzan a ser destruidos, a veces de una manera insolente, otras tantas de una manera muy curiosa, adornados con una serie de efectos especiales modestos, pero muy bien aprovechados y que en ciertos momentos se vuelven pertubadores.
 
Sin embargo, en esta lucha por mantener algún recuerdo vivo de Clementine, Joel decide crear sus "propias memorias", es decir, recordar algo que nunca ocurrió a fin de que le permita volver a buscarla una vez que logre recuperar su consciencia. Por eso crea un falso recuerdo, construído a partir de lo poco que le queda de los originales, en donde Clementine le pide "Que la busque en Montauk", que fue justo donde se conocieron.
 
Al otro día y después de terminar el tratamiento (el cual dura solamente una noche), Joel no recuerda absolutamente nada ni siquiera el rostro o el nombre de Clementine, es más tampoco recuerda a la compañía "Lacuna", pero un impulso lo hace viajar precisamente a Montauk, donde, curiosamente, se vuelve a encontrar con Clementine. Ninguno de los dos se reconoce, pero comienzan a hablarse el uno al otro y, por supuesto, se vuelven a gustar como antaño.
 
La película no termina aquí, pues la trama se complica con los personajes secundarios que aparecen a lo largo de ella y que de una u otra forma, repercuten en lo que ocurre después entre ambos protagonistas durante esta segunda vuelta. Sin embargo, no voy a arruinarles la sorpresa y los dejo con la tarea de revisar esta cinta, si es que no lo han hecho y si ya la vieron, pues qué mejor momento para volver a disfrutarla.
 
Para los curiosos, el guión ha sido escrito nada más ni nada menos que por Charlie Kaufman, quien tiene en su haber trabajos tan memorables como "¿Quieres ser John Malkovich?" y "El ladrón de orquideas"  que podrán ser lo que ustedes gusten, menos historias convencionales.
 
Las actuaciones son más que perfectas. Por más inverosímil que suene, Jim Carrey entrega el que podría ser su mejor desempeño hasta la fecha como un actor de comedia seria, sin gestos ni articulaciones exageradas o insufribles (que nos lo han hecho odiar en otras tantas películas), de hecho su personaje es bastante antisocial y la angustia que experimenta a lo largo de la cinta se logra transmitir por completo a través de los acertados diálogos, sus acciones y sus reacciones. No puedo decir menos de Kate Winslet, quien es una de mis actrices favoritas por excelencia, pues construye un personaje del que te terminas enamorando, su Clementine es todo menos la típica mujer dulce o predecible, pues su personalidad es un caos total (al igual que su cabello) que invita a la desinhibición así como al desenfreno, con ese toque irresistible de inmadurez que los hombres amamos y odiamos en las chicas. Winslet a través de Clementine retrata lo valioso y perjudicial que conlleva el ser alguien espontáneoLos dos protagonistas son tan dispares entre sí que su atracción no puede ser explicada más que por el absurdo o la ley de opuestos. Y claro está,  los actores derrochan una química impresionante, magnética.
 
La banda sonora está plagada de referencias directas al filme, con alusiones directas a la memoria o al brillo del sol. Las canciones que vas a escuchar durante la proyección son nostálgicas y creo que no hay mejor forma de adornar una historia cuyo eje central es la importancia de los recuerdos que guardamos en nosotros mismos.
 
Lo más increíble de la cinta es que, sin cursilerías ni sermones fáciles ni diálogos empalagosos, nos hace patente que el amor entre dos personas es algo que puede escapar a cualquier intento de explicación lógica o racional, y obedece más a impulsos guiados por nuestro subconsciente y que no necesariamente son coherentes. Así es como la atracción mutua que sienten Joel y Clementine sobrevive aún al proceso de destrucción neuronal, llevado a cabo bajo un avanzado sistema científico.
 
Quizá para algunos la cinta se vuelve (irónicamente) demasiado cerebral en su ejecución, pero es justo lo que la convierte en un juego paradójico, pues es una representación sistemática de lo atropelladas que pueden ser las relaciones amorosas en las que, sin importar el orden o estructura que se intente imponer sobre ellas, lo cierto es que la anarquía sentimental siempre saldrá a flote. Simple: El corazón le gana a la razón.
 
Así pues, "Eterno resplandor de…" se convierte en una joya fílmica, uno de esos raros ejercicios de creatividad en el mercado gringo que logra distanciarse por mucho de lo ordinario, de lo forzado, de lo que ya hemos visto antes. Es un filme auténtico y directo, de lo mejor que nos dejó el 2004 y también de lo más selecto que voy a recordar durante toda mi vida.  
 
Y es que…  ¿cuántas veces no hemos deseado borrar algún pedazo de nuestra memoria?
 
Me encantaría leer sus comentarios sobre esta cinta o lo que aquí se ha escrito. 
 
 

File:Eternal sunshine of the spotless mind ver3.jpg

 
"I’m just a fucked-up girl looking for my own peace of mind… don’t assign me yours"   
(Clementine)
 
 
 
comentarios
  1. Poncho dice:

    la verdad no he visto la pelicula pero ya me dieron ganas de verla, espero que uno de estos dias me la encuentre en la tele, es bueno que hagas la aclaracion de Jim Carrey por que hay peliculas que no me gustan por que como que exagera demasiado el papel, si llego a ver esta pelicula luego te digo si me gusto o no

  2. Violeta dice:

    Hola Pedrifis, que gustazo saber de ti, como has estado??? Ojalá nos veamos uno de estos días para ir a tomarnos unas chelitas o café si lo prefieres, mi phone es el 077 72 24 43 75 11. Con respecto a la película, que crees??? Es una de mis favoritas, me fascina y por alguna razón me identifico con ambas personalidades. De hecho cuando la vi me provocó una sensación de DEJA VU. Podría verla 500 veces y no me aburriría. No cabe duda mi querido Pedro, seguimos teniendo gustos muy parecidos. Te mando un fuerte abrazo amigo. Oye pásame tu face please!!!

  3. ricardo dice:

    Hola GonzaloComo estas? antes que nada te cuento que estoy bien, te tengo que decir muchas cosas que bueno… sera mejor en vivo. Algunas mas vergonzozas que otras.Fijate que jamas habia oido hablar de esta pelicula y es que quizas con el prejuicio que sale Jim no me hubiera ni siquera acercado a verle, creo saber que si la veo me pondre melancolico, ya me conoces y no rento peliculas, solo compro las que adoro y las que alcanzo a ver en el cine, intentare hacer una excepcion y me supongo que claro, tu la debes tener y la podemos ver un dia juntos.Bueno pues como tu supongo sigo contando lo dias para este 12….Cuidate Gonzalo

  4. DANIEL dice:

    quiuboles! se nota que te gustó mucho la película; y es buenísimo que decidieras escribir algo sobre ella. Te recomiendo una herramienta muy buena para bloggear que se llama Tumbrl (www.tumblr.com) yo creo que te puede ser muy útil, pruébala! Sobre Eternal Sunchine, en mi opinión es un trabajo muy valiente de Gondry. No me refiero al mero hecho de renunciar a la narrativa lineal y decidir dislocar el tiempo y la realidad, sino haberlo hecho CON DINERO AMERICANO!!! eso demuestra el nivel de confianza que tuvieron los productores y distribuidores en el proyecto de Gondry; aunque por supuesto, estoy casi seguro, que la inclusión de Carrey fue algo más cercano a una condicional que a una elección; lo cierto es que el producto final lo justifica. Pero lo que me llama más la atención de Eternal Sunchine es el homenaje, la copia, el reconocimiento, la herencia, el fusil (como quieras llamarle) que Gondry hace del estilo de uno de los más grandes del cine: Alain Resnais. Te recomiendo que cheques "Hiroshima Mon Amour" ó "El año pasado en Maienbad" y verás la referencia precisa. Es decir, pasaron casi 40 años para que una película de la magnitud (en el aspecto monetario y de masificación) de Eternal Sunshine confesara a los cuatro vientos: ¡Alain Resnais es uno de los más grandes reformadores del cine en la historia!🙂

  5. Jesús dice:

    Pues yo tampoco la he visto, pero seguro la veo en estos días con lluvia. La reseña muy buena eh. Cuídate!

  6. oswaldo dice:

    gracias por los comentarios de la pelicula … por ellos me anime a verla y vaya que valio la pena. Una faceta diferente de Jim Carrey que nos aleja del tipico estereotipo de gestos que estamos acostumbrados a ver. Ademas, es cierto que produce una sensacion de Deja Vu cuando la relacionamos con nuestras vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s